El gran problema en el Real Zaragoza está siendo el bajo rendimiento de la gran mayoría de sus futbolistas. Unos jugadores que el año pasado demostraron ser capaces de mucho más. Uno de ellos es Íñigo Eguaras, el faro del equipo que no está a su nivel tras volver de su lesión. El propio centrocampista habla claro y no se esconde.

“Ya no pongo excusas de la lesión. Llevo varios partidos jugados y el nivel no es el que yo esperaba. Estoy mal y me lo noto. Entras en una dinámica negativa que afecta a todo y somos personas también“. Y avisa: “Iba a seguir teniendo molestias, ya lo dije. Esta lesión es bastante complicada y de largo tiempo. Cada vez estoy mejor, con menos molestias, pero sé que voy a seguir entrenando y jugando con dolor“.

Cada vez estoy mejor, con menos molestias, pero sé que voy a seguir jugando con dolor”

Su mejoría parece clave para que funcione un rombo, que está dando mucho que hablar: “La idea que transmiten desde el club y el cuerpo técnico es seguir trabajando con el rombo. Hay que darle una vuelta y matizar en las cosas que no están yendo bien. El año pasado dio sus frutos y la gente está cómoda“. Eso sí, también opina como Cristian Álvarez sobre los esquemas: “Estoy de acuerdo con él. Si por algo destacamos el año pasado fue porque el grupo es una familia. Si dentro del campo cada uno hace la guerra por su parte todo irá mal. Los sistemas los hacen buenos los jugadores. Si el jugador no da su nivel, no hay sistema que valga“.

Eguaras tiene clara cuál es la clave para salir de la crisis: “La clave es la confianza en uno mismo y en el compañero de al lado. Tenemos que volver a nuestro nivel porque no estamos bien. Confiar que vamos a revertir la situación porque somos el Real Zaragoza. El año pasado le dimos la vuelta“. Por eso ayer hubo una reunión entre todos antes de la sesión: “Fue una charla en la que teníamos que darnos cuenta de la situación en la que estamos. La confianza del cuerpo técnico en nosotros y viceversa. Fue un tema de seguir haciéndonos fuertes grupalmente y tener ganas de sacar esto adelante”.

Si dentro del campo cada uno hace la guerra por su parte todo irá mal. Si el jugador no da su nivel, no hay sistema que valga”

La victoria se hace necesaria para ellos y la afición, que en la última jornada dejó notar su enfado: “El pueblo es soberano. Hay que respetarlo. Cuando entras en una dinámica mala con pitos y el cachondeo con los olés es de respetar, pero a nadie le gusta escuchar eso en su casa. Trabajamos para darle vuelta a la situación y transformar los pitos en aplausos“.

El navarro también habló sobre el objetivo del equipo, tras las palabras de Lalo: “El objetivo es ir partido a partido. Centrarnos en lo que viene y no en lo que pueda pasar en un futuro. El tiempo dirá nuestro qué objetivo nos podemos poner“. Y debatió sobre el peso de la camiseta del Real Zaragoza: “Tiene mucho más que otras. Es un club histórico, que ha estado toda su vida en Primera, y cuando vienes de fuera te das cuenta a donde llegas. La presión y los objetivos son máximos. Estamos aquí para conseguirlos y demostrar que los jugadores valemos“.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *