El conjunto rojiblanco recibió un duro correctivo en el Estadio de la Cerámica. Los andaluces tardarán en olvidar su última visita al feudo castellonense. El Villarreal apeó a los de Fran Fernández de la Copa del Rey, endosándole ocho tantos. De esta forma, se convirtió en la tercera mayor goleada de su historia, la segunda más abultada a domicilio.

El cuadro indálico jugó con los menos habituales. De hecho, tres jugadores del filial (Iván Martos, Mario Abenza y Lin) disputaron los 90 minutos. Además, Nano y Juan Ibiza reaparecieron tras tres meses y medio y seis semanas en el dique seco, respectivamente.

La última vez que los unionistas encajaron una goleada así fue en la temporada 2010/2011. Precisamente, recibieron el mismo número de goles en dos ocasiones y en el mismo curso: ante el Barça (0-8) en el Estadio de los Juegos Mediterráneos, y frente al Real Madrid (8-1) en el Santiago Bernabéu.

Sekou y Juan Ibiza, entre algodones

La visita del Almería a tierras castellonenses tuvo otras connotaciones negativas, como las lesiones de Sekou y Juan Ibiza. El delantero catalán, que tuvo que ser sustituido en la recta final del primer acto, sufre una lumbalgia aguda y es duda para jugar contra el Oviedo.

La dolencia del central ibicenco reviste mayor gravedad, ya que se aquejó de la misma zona donde anteriormente sufrió una lesión y por la que se perdió los últimos seis encuentros de Liga. Su presencia en el Carlos Tartiere está prácticamente descartada.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *