El primer plantel del Córdoba CF ya se encuentra desde este mediodía en Montecastillo, en Jerez de la Frontera, donde realizará un mini-stage de concentración antes del partido en Tenerife. De hecho no volverá Córdoba, sino que el viernes viajará a Sevilla y desde ahí a la isla.

La semana es decisiva para el futuro de Curro Torres, que podría jugarse el puesto en el partido del sábado, después de la petición mayoritaria de la grada de un cambio en el banquillo ante el Albacete. Los números son bastante deficientes, 7 puntos de 30, a la altura de los peores de la historia cordobesista, pero desde el club se ha apostado por darle la ocasión de preparar al menos un partido con todos los refuerzos invernales.

Menéndez y Carbonell coinciden: «Venimos con mucha ilusión y lo vamos a plasmar en el césped»

Ésa es la principal razón del stage en Jerez, buscar un mayor conocimiento y compenetración entre los recién llegados, de los que cuatro, Miguel Flaño, Bodinger, Carrillo y Neftali, ya debutaron el pasado sábado. Para ello trabajarán sin luz ni taquígrafos, puesto que salvo el entrenamiento de esta tarde todos serán a puerta cerrada.

Mermados en la isla

Para el partido ante el Tenerife pueden sumarse ya los debuts de Álex Menéndez y Carbonell, si todo está en regla. Sobre todo el primero, ya que el otro carrilero zurdo Quezada tiene cinco amarillas y es baja como Piovaccari, por una lesión en el pulgar del pie derecho, y Carlos Abad, que dejará sitio en la portería a Marcos Lavín al no poder jugar por pertenecer al club chicharrero.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *