Debutó en Extremadura pero su presentación se demoró hasta este miércoles. Ahora sí, Álex Alegría ya habla como jugador del Sporting. Proyecta entusiasmo y ganas de comerse el mundo. Quiere reencontrarse con sus mejores sensaciones y, sobre todo, «cumplir el objetivo» del equipo gijonés: El ascenso.

Durante su presentación también transmitió convicción. Seguridad de estar en el sitio que le corresponde en este momento. «Quería aclararlo. Desde el primer momento que mostraron su interés en contar conmigo, mi agente y yo le dijimos al Extremadura que nos íbamos al Sporting», aseguró. Y eso que llegó a temer por su fichaje. «Pensé que al final no se hacía. Yo dependía del delantero que tenía que llegar al Rayo y éste no se bajó del avión hasta las 22.30 horas. Mi fax acabó entrando a las 23.50 horas», comentó.

Pensé que al final no se hacía. Yo dependía del delantero que tenía que llegar al Rayo y éste no se bajó del avión hasta las 22.30 horas»

Una vez ya todo en orden, incluso producido su debut, Álex Alegría ya ha tenido tiempo para tiempo para conocer algo la ciudad. También el club. «Me ha sorprendido todo para bien. Las instalaciones, las comidas…». Y eso que aún no ha estado en El Molinón. «No, nunca he jugado allí. Tengo unas ganas tremendas», señaló.

Alegría, que llega con una opción de compra obligatoria en caso de ascenso, agradeció al director deportivo Miguel Torrecilla su constante interés. «También hablamos el verano pasado, pero tenía ofertas de Primera y escogí al Rayo», apuntó.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *