Deja la UD Las Palmas el último actor principal de aquel equipo que enamoró con Quique Setién en el banquillo. Tana encara una nueva etapa en China y el talentoso mediapunta muestra su lado más escondido para hablar de su ‘hasta luego’ y de los motivos que le han llevado a tomar esta difícil decisión.

Con Setién viví mi mejor etapa como jugador: en Primera y con el equipo compitiendo contra cualquiera y enamorando con nuestro juego»

El presi y yo hemos tenido episodios de amor y de odio; él es una persona muy autoritaria y con mucha personalidad y yo, muy cabezota»

Se va a jugar a la Segunda división de China, ¿es un paso atrás?
No lo veo como un paso atrás. Me voy a un fútbol que se está extendiendo y donde los jugadores extranjeros tienen muchas facilidades. Estoy muy contento por esta nueva oportunidad y esta nueva experiencia. Encaro una etapa nueva con la idea de disfrutar del fútbol como lo hacía antes.
¿Con qué sensación se va de la UD Las Palmas?
No me voy de Las Palmas, aquí me quedarían todavía tres años y medio más. Salgo en forma de cesión con la idea de volver a disfrutar del fútbol y cuando acabe este año, ya se verá. Mi idea es dar el máximo donde sea.
¿Su intención es volver a la UD cuando cuando acabe esa cesión?
El fútbol me ha demostrado que no es lo que uno quiera. A veces somos mercancía. Igual que yo he querido marcharme en otros años a otros equipos y no me han dejado. Por eso no me planteo lo que yo quiera, sino lo que pueda pasar. Hay una opción de compra y que se realice no está tanto en mi mano.
¿Por qué se marcha ahora de la UD?
Me voy porque ahora no soy feliz. En otros años he querido salir para crecer como futbolista a equipos con aspiraciones más grandes. El club no quiso que saliera y, tras un año y medio en el que han pasado muchas cosas, me siento así. No soy feliz entrenando, ni jugando. Así es muy difícil. Yo siempre he dado el 100% y eso nadie me lo puede reprochar, pero necesito ser feliz y buscar nuevas experiencias.
¿Por qué no pudo salir antes?
Esa pregunta es para el presidente. Quizás porque en aquel momento me convenía más a mí que al club, o porque el club pensaba que valía más dinero que el que ofrecían por mí. Uno es una mercancía y el contrato está para estas cosas.
¿Por qué Tana no ha triunfado como predijo Jonathan Viera?
Jonathan Viera triunfó con jugadores como Tana, Vicente, Prince o Roque a su lado. Teníamos una sintonía que hacía que todos fuéramos mejores y brillásemos más. ¿Por qué no he triunfado? No creo que sea por la presión de sus palabras, sino porque el equipo cambió y antes de irse Jonathan, el equipo no estaba bien. Yo no soy Messi y tampoco soy nadie para echarme el equipo a la espalda. El colectivo no funcionaba y yo tampoco pude hacer que mejorase.
¿Tanto le afecta al club la marcha de Setién?
Es un grandísimo entrenador. Entiende al futbolista dentro y fuera del campo y eso ayuda mucho. La salida de Setién fue el detonante, pero no creo que Las Palmas haya descendido por la marcha de Setién. Hay otros factores que también han influído, pero su marcha fue importante. El Manchester con Mourinho no daba tres pases y ahora no para de ganar…
¿Con Setién disfrutó más que con otros?
Con Setién he vivido mi mejor etapa. En Primera y con el equipo compitiendo contra cualquier rival y enamorando con nuestro juego. Hicimos cosas muy grandes y fue mi mejor etapa como jugador porque alcancé mi mejor nivel.
¿Por qué el canterano se quiere ir de la UD Las Palmas?
No creo que nos queramos ir. Nuestra idea nunca fue esa, pero después de llegar tan alto con Setién, quieres seguir mirando alto. No sólo en el tema deportivo, sino también en el económico. En este club siempre se ha maltratado más a los canteranos y es comprensible porque vienes de abajo y tienes que demostrar más cosas. Pero una vez que lo demuestras y ves que a los que vienen de fuera se les trata mejor. Entendíamos que merecíamos mejores contratos y el club decidió vender antes de hacer mejores contratos.
¿Por qué no ha acabado de encajar con Paco Herrera?
Ha habido cosas que no han encajado entre nosotros. En la primera etapa creo que fue más de él por desconocimiento de mi fútbol ni antes, ni después de la lesión. En esta etapa ha sido más por mi parte. Yo tenía una idea de él y cuando vino a mí, me demostró que mi idea era incorrecta.
¿Se va molesto con Paco Herrera?
Con él nunca he estado molesto, ni siquiera en la primera etapa. No tengo problemas con Paco como persona, quizás sí con el ‘Paco entrenador’. Hay veces que no lo entiendo cuando habla cosas ante la prensa. Llegó a decir que no estaba preparado para jugar, y eso es mentira. Yo siempre he demostrado que cualquier entrenador puede contar conmigo. Él tiene sus cosas y las tengo que respetar, pero chocan con mi idea de ver el fútbol.
¿Cómo es su relación con Miguel Ángel Ramírez?
Es una relación complicada (ríe). Hemos tenido episodios de amor y de odio. Él es una persona muy autoritaria y con mucha personalidad y yo soy muy cabezota. Él siempre ha antepuesto sus intereses a los míos, pero es entendible porque es el presidente del club. Nuestras cosas siempre las hemos hablado como hombres y quedan para los dos y en nuestra intimidad. Me quedo con el cariño que sé que me tiene. Le estoy muy agradecido porque siempre apostó por mí, incluso cuando los entrenadores no me querían en el equipo. Siempre le estaré agradecido.
Amor y odio, eso sí que resume su relación con la afición…
Nunca he tenido un mal gesto o una mala palabra a la afición. He aceptado siempre cuando me han criticado. No puedo generalizar y soy consciente de que muchos me apoyan y a otros no les gusto. Quizás esperaban más de mí porque vieron lo que era capaz de hacer en Primera. Si silban a los más grandes, ¿cómo no me van a silbar a mí?
Muchos le han puesto la etiqueta de fiestero…
Es tan justa como injusta. Ni Tana es un loco, ni Tana es un cura. Muchas veces se han dicho más cosas de las que son realmente con la única misión de hacer daño. Había etapas en las que parecía que solo Tana trasnochaba. No niego que no haya salido, pero no más que los demás. Con esto no quiero tirar balones fuera o excusarme.
¿Se arrepiente de algo?
Por supuesto. Si hubiera sabido las consecuencias, no hubiera hecho muchas cosas. Pero si algo tengo claro es que nunca he hecho las cosas con la idea de hacer el mal a conciencia. Somos humanos y cometemos errores. Las decisiones pueden condicionarte tanto para bien como para mal y es evidente que hubiera hecho las cosas de forma diferente.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *