Como ya sucediese la pasada campaña, los cambios de entrenador no están dando sus frutos en la UD Las Palmas. Con el descenso a Segunda división, el club insular apostó por Manolo Jiménez, pero sus números no convencieron al presidente, Miguel Ángel Ramírez: «Tomamos la decisión de despedir a Jiménez por las sensaciones que trasmite el equipo», dijo el 16 de noviembre el máximo mandatario del club para explicar el giro que tomaría el club.

El sevillano era fulminado con el equipo en puestos del playoff y con 22 puntos en 14 partidos, ya que el objetivo de los pío-pío era, por aquel entonces, el ascenso de forma directa.

La llegada de Paco Herrera no sólo no ha mejorado la situación, sino que tiene a la UD Las Palmas en 11º posición. Con el técnico catalán, el equipo amarillo sólo ha sumado ocho puntos en los nueve partidos en los que Herrera se ha sentado en el banquillo. Unos números insuficientes para el objetivo y que sólo mejoran a los del Córdoba y Rayo Majadahonda, que han sumado siete puntos en ese mismo espacio de tiempo.

La UD Las Palmas de Paco Herrera tiene números de descenso y la paciencia comienza a agotarse en el Gran Canaria. A pesar de la mejora evidente del equipo con respecto a los primeros partidos con el catalán como jefe, en la isla empiezan a ver demasiado lejos los puestos que dan opciones al ascenso.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *