Nuevo revuelo en torno al Cádiz C.F. debido a las supuestas comisiones secretas que Quique Pina habría convertido en acciones del club amarillo. La Operación Líbero, que investiga al empresario murciano, vuelve a salir a escena después de que, según recoge Diario de Cádiz, Enrique Zarza, abogado de la acusación particular y accionista minoritaria del Cádiz, Sinergy, haya pedido la práctica de nuevas diligencias para corroborar las posibles prácticas delictivas de lavado de dinero.

Según el letrado, Quique Pina se habría beneficiado de una «operación circular de evasión fiscal y blanqueo de capitales» pensada para lavar el dinero de la comisión por Brahimi, en un intento más de Zarza porque el juez José de la Mata investigue esta teoría con el fin de que pueda aclarar otras operaciones similares. Y es que, según recoge el rotativo gaditano, la venta del futbolista al club portugués habría costado 10 millones de euros y no 6,5 como se dijo en su día, yendo la diferencia de dinero a varios comisionistas.

De esta forma, el abogado de la mercantil italiana sostiene que «se habrían desviado ingresos que correspondían al Granada para que acabaran convirtiéndose en acciones del Cádiz a nombre de Pina y su entorno de confianza y la sociedad que controla con su hermana».

Cuando el Granada vendió al jugador, según Enrique Zarza, «se pacta una comisión irregular» para el presidente y otras personas, elevando el coste de la operación. La empresa Doyen Sports sería la que prestaría el dinero al Oporto, aunque el cobro de la comisión no sé haría efectivo, sino que se quedaría como deuda entre la empresa de Malta y el propio Pina.

Doyen, además, habría prestado un millón de euros a Locos por el Balón S.L., la sociedad por la que Vizcaíno y Pina controlaban el Cádiz para, posteriormente, adquirir el murciano, mediante escritura pública, el crédito de la empresa a través de la mercantil Calambur Intermediaciones S.L., por lo que Pina se hacia con los derechos de cobro. Así se habría hecho esta «compensación» encubierta por la comisión de Brahimi.

Una situación que, además, salpica al Cádiz en el sentido de que es en ese momento cuando Locos por el Balón debe al ex presidente del Granada el millón, que además hace operaciones de préstamo a favor del Cádiz por valor de las de 800.000 euros, llamando la atención de Sinergy que se haga sin que se haya tributado por tan altas cantidades de dinero. Así las cosas, el crédito concedido por Locos por el Balón a la entidad amarilla se habría acabado convirtiendo en acciones del club, quedando en ese momento la deuda finalizada y, como era Pina quien tenía el derecho de cobro, sería el empresario murciano el que controlarla las nuevas acciones.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *