Tenía ganas de hablar y eso se notó desde el primer segundo de la comparecencia del asturiano ante los medios en la previa del duelo de los blanquiazules ante Las Palmas. Tras una semana complicada por el intento fallido en el minuto 91 de asaltar el liderato, el preparador de Martiricos se quitó el caparazón y habló largo y tendido de la actualidad de los malaguistas. «Pedimos el apoyo de la afición. Necesitamos una unión tremenda, que sea difícil para el rival. Que el jugador (del equipo) se sienta en un ambiente cómodo y de ánimo; de apoyo y no de crispación. Para conseguir los objetivos, necesitamos que La Rosaleda sea un estadio fuerte, un verdadero fortín. Necesitamos la unión de todo el mundo. Es un factor clave. Esto es el Málaga Club de Fútbol», señaló.

Necesitamos que La Rosaleda sea un estadio fuerte, un verdadero fortín. Necesitamos la unión de todo el mundo. Es un factor clave. Esto es el Málaga Club de Fútbol»

Muñiz

El entrenador boquerón prosiguió con su discurso incluso saltando de respuesta en respuesta hasta decir el mensaje con el que venía en mente. «Me gusta rodearme de gente positiva que ve las cosas más claras. Al principio nadie daba nada por nosotros, parecíamos que no teníamos nada. Por qué no empezamos a poner ladrillos todos. Hay veces que buscamos cosas donde no las hay. El equipo está bien clasificado. Vamos a pelar entre los ocho o diez que van a luchar por el ascenso. No todo lo que pasa es malo. Al principio oí que iba a desaparecer el equipo. Ni todo es blanco ni todo es negro. Hay más optimismo en equipos que van en mitad de la tabla que en nosotros. El otro día había un ambiente difícil», afirmó el preparador.

Al principio oí que iba a desaparecer el equipo. Ni todo es blanco ni todo es negro. Hay más optimismo en equipos que van en mitad de la tabla que en nosotros. El otro día había un ambiente difícil»

Muñiz

El asturiano no pudo aclarar la situación de Boulahroud. El marroquí se marchó el pasado lunes a Marruecos para arreglar un problema en su visado y ahora no puede volver a España. «Nos dijeron que se iba, cuando dimos descanso, y volvía al día siguiente. No sé cuando va a volver. Si lo llego a saber, ese papel lo hubiese solucionado en junio. Ahora es ese papel el que no le permite volver. Ni yo, ni él ni, ni el resto del cuerpo técnico sabemos cuándo va a poder regresar». También confirmó que Alejo está «perfectamente, para competir».

Toque para Ontiveros y Harper

Muñiz tuvo también un mensaje para dos de los jugadores que han pedido cosas a lo largo de la semana. Primero para Ontiveros, que quiere ser titular. «Si quiere hablar conmigo, me llama. La titularidad se gana. Si yo fuera jugador, mi exigencia sería salir 15 minutos y ayudar al equipo. Ahí es donde tengo que empezar a hablar, veremos a ver si en los entrenamientos se lo gana. Los 22 jugadores que han entrenado hoy, pueden serlo. Cuando salga, me voy a preocupar de ser el mejor. En el cuerpo técnico no somos tontos. El puesto se gana currando, no hablando», sentenció el asturiano que también dejó un recado a Harper y su renovación. «Harper está haciendo una gran labor. No tengo nada que reprocharle. Empezó a muy buen ritmo. Lo que le ocurra a él no se tiene que hablar con los medios, sino en los despachos. Lo de mandar mensajes en prensa no lo veo», argumentó.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *