Cristian Álvarez está dejando huella en el Real Zaragoza. Una huella imborrable de la que sólo unos pocos pueden presumir. Siempre se ha dicho que el arco del club aragonés no era una plaza fácil. Los porteros que han convencido a La Romareda se pueden contar con los dedos de una mano. Por el contrario, son otros muchos los que se fueron por la puerta de atrás.

El argentino llegó por una bendita casualidad que comenzó en Boltaña y gracias a que otras opciones no fructificaron. Menos mal. Cayó de pie desde el primer día y paró todo. Hasta el famoso debate de la portería zaragocista. Y desde entonces ha ido engrandeciendo su figura semana tras semanas.

Retirarse por un año le ayudó a renacer, a ver las cosas desde otra perspectiva. Lo necesitaba. Decidió volver a ponerse los guantes con la ilusión de un niño. Pero esa ilusión se le fue de las manos. Cristian fue creciendo a ritmo de intervenciones milagrosas y empezó a disfrutar de nuevo del fútbol en un equipo y en una ciudad que lo han acogido como si hubiera sido siempre uno de los suyos. Donde ha encontrado la felicidad.

La doble parada imposible de Cristian Álvarez… ¡que le han convertido trending topic! Mediapro

No pudo lograr el ascenso en su primer año, lo tuvo cerca, pero todo lo que vivió se le quedó grabado a fuego. Lo agradeció con una actitud y un compromiso de los que no abundan en este deporte. El pasado verano pudo haberse marchado, pero pronto decidió quedarse, no esperar a otras ofertas, y amplió su contrato. Su sueño era volver a jugar en Primera con el Real Zaragoza y con ese objetivo inició este curso.

Las cosas se torcieron desde el principio y las críticas tocaron a casi todos los futbolistas. A Cristian no. Su nivel seguía intacto y el respeto y admiración de su afición también. Sus paradas inverosímiles continúan presentes. La llegada de Víctor Fernández ha vuelto a iluminar a un equipo que quiere repetir una segunda vuelta como la de hace un año para soñar. Soñar con poner pronto punto y final a este infierno de Segunda.

Soñar con devolver al Real Zaragoza a su sitio. Al mismo al que pertenece Cristian. A Primera. Porque si una cosa tengo clara es que este portero, que para mí es uno de los mejores que he visto en la portería blanquilla (por no decir que el mejor), merece conocer otro Real Zaragoza. Aquel que muchos todavía recordamos y con el que esperamos volver a disfrutar. Porque si el Real Zaragoza y Cristian regresan a su sitio, el otro sueño del argentino estará más cerca. Y tiene color albiceleste. Así que soñemos, porque parte de ese sueño está en las manos de Cristian. De la ‘Araña’ más querida en Aragón.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *