29 de octubre de 2018. El Málaga derrota al Numancia 2-0 con doblete de Blanco Leschuk. El argentino no había tardado ni un minuto en perforar la meta de Juan Carlos y poner en ventaja a los suyos. En el 47 volvería a marcar, firmando así su sexto gol en once partidos. Todo iba rodado para el ariete, que ya había dado muestras de su gran juego de espaldas a portería y de su facilidad rematadora.

10 de febrero de 2019. Han pasado 14 jornadas de Liga y Blanco Leschuk lleva 104 días sin volver a celebrar un gol suyo. Y deberá esperar, al menos, hasta el 24 de este mes, casi cuatro meses, para intentar acabar con esta grave sequía que tanto está afectando a su juego y al de su equipo. El rival será entonces el Deportivo, ante el que el Tiburón deberá afilar su mordida si quiere llevarse la presa.

El ariete blanquiazul recibió ante la UD Las Palmas la que supone la quinta amarilla, por lo que se perderá el próximo encuentro, este domingo ante el Rayo Majadahonda. Un serio contratiempo para Muñiz a pesar de esa ausencia de gol.

Su rol en el campo le aleja muchas veces de la portería contraria y le obliga a bajar muchos metros su posición para aguantar la bola y permitir la incorporación de los centrocampistas. Un trabajo sacrificado que nadie ha sido capaz de hacer hasta ahora salvo él. Se fichó a Seleznov para ello, pero el ucraniano ha demostrado estar muy lejos de su mejor forma y no está para ser titular. Y Harper parece más preocupado por su renovación que por recuperar su versión de inicios de temporada. A Koné lo que le espera puede ser hasta el quirófano después de la recaída de su grave lesión muscular.

Sin Blanco… ni Keidi Bare

No hay, por tanto, más opciones para el técnico blanquiazul que las citadas de Seleznov y de Harper, por lo que el juego ofensivo del Málaga se deberá amoldar a otras características. Como también será novedoso el centro del campo. Desde la irrupción de Keidi Bare en el primer equipo, el albanés se ha vuelto imprescindible por su personalidad y su intensidad. Pero ese ímpetu se le volvió en contra frente a los insulares y fue expulsado por doble amarilla.

Con Lacen lesionado y con Boulahroud sin poder salir de Marruecos -ni el jugador ni el club saben cuándo podrá volver-, Muñiz tendrá que renunciar al cuarteto que ha utilizado en los últimos encuentros volviendo a un dibujo más simétrico y abriendo el abanico de opciones a Mula, a Renato o a los castigados Ontiveros y Pacheco.

Un nuevo Málaga de centro del campo hacia delante el que se verá contra el Rayo Majadahonda. Toca reinventarse para mejorar unas prestaciones ofensivas que no están siendo las mejores en uno de los grandes candidatos al ascenso.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *