La confirmación de Gerard Piqué de su marcha de la selección obliga a Luis Enrique a acudir a la estantería, bajar el dossier de centrales españoles, y tomar una decisión con cierta prisa. En septiembre hay convocatoria de La Roja y en la libreta de contactos del nuevo seleccionador se amontonan los zagueros que aspiran a ocupar el (gran) hueco que deja el culé junto a Sergio Ramos en el centro de la defensa.

Las primeras alternativas son las que ya lo eran antes de la marcha de Piqué. Nacho y Azpilicueta estuvieron en el Mundial y estarían en la ‘pole’ para situarse en el centro de la zaga en el debut de Luis Enrique. Aunque el asturiano ya ha advertido de que puede haber sorpresas en su primera lista, por lo que no conviene dar nada por hecho hasta tener en la mano la relación de nombres del nuevo técnico.

Y es en ese escenario donde los nombres ‘tapados’ pueden empezar a emerger. Por ejemplo el de Bartra, que crece en el Betis y se coloca en ‘Latitud selección’, en esa zona en la que el seleccionador le tiene en cuenta para subirse al avión de La Roja. Luis Enrique le conoce bien de su etapa en el Barça y, desde lejos, le ha visto progresar.

También Javi Martínez oposita al puesto de central, que no le es para nada extraño. Y el navarro abre una veta en la mina, la del zaguero del Athletic. Iñigo, Unai Núñez y Yeray levantan la mano para que Luis Enrique sepa que se alistan a filas. En el caso del más veterano de los tres, el ex de la Real, ya ha disputado cuatro encuentros con el equipo nacional, aunque el último data de 2016. Los otros dos, Unai y Yeray, fueron convocados por Lopetegui para ayudar en los entrenamientos previos al Mundial.

Y llegamos a Laporte. El central francés del Manchester City ha visto cómo se ha quedado fuera de la selección gala campeona del mundo. Varane y Umtiti le cierran la puerta de la titularidad y Kimpembe, Rami, Koscielny o Lucas son alternativas que Deschamps ha elegido antes que a él. Y, aunque su decisión fue vestir la azul (fue convocado a dos encuentros ante Bulgaria y Holanda sin llegar a debutar), podría arrepentirse ante una llamada de la Federación española.

Más allá de otras alternativas como Diego Llorente o David López, las arriba descritas parecen las opciones más sólidas para que Luis Enrique intente suplir la ausencia de Gerard Piqué en la selección. Un adiós que forma un socavón en la selección y para el que el nuevo seleccionador debe encontrar un reemplazo de garantías.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *