No pudo ser. Hasta el minuto 85 España estuvo clasificada para la Final Four de la Uefa Nations League pero apareció el pie de Kane en el segundo palo para darle la victoria a Inglaterra ante Croacia y clasificarla para la fase final y dejar fuera a España que vio como sus derrotas ante Inglaterra y Croacia la terminaron condenando en una Liga de las Naciones que comenzó deslumbrando.

Se produjo en el minuto 85. No había marcado en todo la Uefa Nations League y lo hizo cuando más lo necesitaba su selección y cuando menos lo esperaba España. Harry Kane es posiblemente uno de los mejores goleadores de Europa y como tal tenía que terminar apareciendo. Y apareció. Tirándose al suelo en el segundo palo, en plan héroe cuando nadie lo esperaba, al menos en España. Su tanto clasifica a Inglaterra para la final four y deja fuera al combinado nacional. Una acción así por parte de los delanteros españoles no habría hecho que España hubiera tenido que estar pendiente de este partido.

Bien es cierto que no es una Eurocopa ni un Mundial, pero siempre hace ilusión y da prestigio y valor estar en las fases finales de una competición. Nadie se esperaba después de ganar en Wembley 1-2 y golear a Croacia en Elche 6-0 que España no jugaría finalmente la final four de la Uefa Nations League. Pero así ha sido. Por mucho que el tópico que en el fútbol puede pasar de todo, cuando no dependes de ti, las carambolas no siempre terminan sucediendo. Y esta vez no sucedió. España no hizo los deberes en Sevilla ante Inglaterra ni en Zagreb ante Croacia y esas dos derrotas le ha costa la eliminación de la final four. Para llorar quedarse fuera de una final four que España debía jugar e incluso ganar.

La defensa inglesa en el primer gol croata. Hasta el minuto 57 Inglaterra había firmado un partido prácticamente perfecto tanto en defensa como en ataque. Pero en ese instante, un balón que de primeras no iba a crear demasiado peligro hacia su portería terminó significando el primer gol croata. Vlasic filtró un pase al corazón del área para Kramaric que una vez que controló el balón hizo lo que quiso con él y dejó retratadísima a toda la defensa inglesa. Rodeado de hasta siete contrarios, le dio tiempo a controlar, girarse tres veces sobre sí mismo y sacar un remate que terminó en gol.

Sterling y Rashford, Rashford y Sterling. En el tiempo que tardas en mencionar los dos nombres, los dos jugadores ya habían recorrido todo el césped de Wembley y se habían plantado mano a mano con un defensa croata o con Kalinic. De sus acciones llegaron las jugadas más peligrosas del partido, aunque ninguna de ellas terminó traduciéndose en gol. Juegan a una velocidad endiablada y no es de extrañar que alguna de sus galopadas tuvieran mínima olímpica para los 100 metros en algún país.

Deberán estar pensando en Croacia que en poco más de seis meses ha visto como soñaba con la final del Mundial a descender de categoría en la Liga de las Naciones dejando muy pocas pinceladas y detalles del combinado que maravilló en Rusia. El 6-0 de Elche les pasó factura y casi no se repusieron de él a pesar de ganar en Zagreb a España en el descuento y no perder en casa ante Inglaterra. Su imagen tras el Mundial ha quedado muy debilitada y solo jugadores como Rebic, Kramaric o Perisic han estado a la altura.

A pesar de lo relevante que era para los intereses de la selección española, Luis Enrique no consideró oportuno reunir a todos sus jugadores para ver el partido juntos y cada jugador lo vio en su habitación, dando a demostrar que pasara lo que pasara en Wembley, ya no dependía de ellos.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *