Vincenzo Montella ya hace tiempo que dejó su impronta en el aficionado sevillista: un técnico montaña rusa con determinadas manías que no acaban de gustar a la afición. Ante el Bayern, en la segunda mitad cuando el equipo alemán controló la situación hasta tal extremo de anular al Sevilla, la grada mostró su disconformidad con las decisiones de un técnico que, tras sustituir a Berizzo, lanzó al equipo a un espectacular (casi histórico) rendimiento en la Copa y en la Champions, pero a cambio de un decepcionante balance en la Liga, en la que ha perdido ya la cuarta plaza y peligra su presencia en Europa.

Tras su empecinamiento en no refrescar a un once muy definido, sorprendió la decisión de sentar al portero titular, Sergio Rico, en el partido clave. Tardar en hacer los cambios, no agotarlos… le ha hecho perder más crédito.

Ver en la fuente original.


Mundo Deportivo

Las noticias del FC Barcelona y del deporte hoy en MD: resultados de fútbol, partidos en directo, Real Madrid, Fórmula 1, motogp, Cristiano, Messi y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *