El Mónaco siempre se ha caracterizado por ser un club vendedor, que multiplica sus beneficios gracias a la venta de jugador que revaloraliza con el paso del tiempo, pero tras la venta de Fabinho al Liverpool, las cifras de ingresos que han recibido los monegascos en las últimas temporadas asusta.

La primera gran venta en este período del equipo fue la de James Rodríguez al Real Madrid a cambio de 80 millones de euros tras su gran Mundial en 2014. Desde entonces y con el club creciendo deportivamente hasta asentarse en los primeros puestos de la Ligue 1, el Mónaco ha vendido a la mayoría de sus estrellas por un precio, en ocasiones, muy por encima de su valor de mercado.

2015:

Martial al Manchester United por 60 millones

Kondogbia al Inter de Milán por 36 millones

Kurzawa al PSG por 25 millones

Carrasco al Atlético por 24,7 millones

Abdennour al Valencia por 22 millones

Ocampos al Marsella por 7,5 millones

2016:

Ivan Cavaleiro al Wolverhampton por 8 millones

2017:

Mendy al City por 57,5 millones

Bernardo Silva al City por 50 millones

Bakayoko al Chelsea por 40 millones

Guido Carrillo al Southampton por 22 millones

SainMaximin al Niza por 10 millones

Germain al Marsella por 8 millones

2018:

Fabinho al Liverpool por 50 millones

Mbappé al PSG por 180 millones (esta temporada estaba cedido)

(Datos de Transfermarkt)

En total, en estas cinco últimas ventanas si contamos la venta de James, el Mónaco ha ingresado 680,7 millones de euros. Una auténtica barbaridad si contamos que sus fichajes más caros en ese mismo período han sido los de Keita Baldé por 30 millones, Tielemans por 25, Pellegri por 21 o Kongolo por 15.

Ver en la fuente original.


Mundo Deportivo

Las noticias del FC Barcelona y del deporte hoy en MD: resultados de fútbol, partidos en directo, Real Madrid, Fórmula 1, motogp, Cristiano, Messi y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *