Javier Zubillaga termina contrato este sábado 30 de junio con el Alavés y da por finalizada una etapa de seis temporadas en las que fue director deportivo de la primera plantilla durante las cuatro primeras, 2012-16, y en las dos últimas centró su ámbito únicamente en la cantera albiazul. En esa primera parte de su ciclo fue el responsable de armar las plantillas que encandenaron dos ascensos y devolvieron a los albiazules a la primera escena del fútbol nacional.

Sin embargo, desde el ascenso del club a Primera división, el 29 de mayo de 2016, su papel ha sido meramente testimonial y residual apartado de todos los focos y actividad frenética que conlleva el agitado escenario de LaLiga Santander. La figura de Sergio Fernández como cabeza visible de la dirección deportiva vitoriana, relegó al ostracismo a un Javier Zubillaga que fue el artífice y responsable de configurar las plantillas que llevaron a la entidad de estar en Segunda B en 2013 a la elite del fútbol español en solo tres campañas.

El riojano, de 59 años, recaló en Vitoria en el verano de 2012, con el Alavés en Segunda B, después de una primera temporada en la que el grupo Baskonia se hizo cargo de la entidad albiazul adquiriendo sus acciones y saldando ese año inicial con el varapalo de no llegar a clasificarse para las eliminatorias de ascenso a la categoría de plata. No era la primera ocasión que Zubillaga pertenecía a la entidad vitoriana, donde ya estuvo en las mismas funciones entre 1994 y 1996. Más de 15 años después, acometió en ese verano de 2012 la tarea de dar forma a una plantilla en la que tuvo que cerrar 20 contrataciones de jugadores, además de seducir a Natxo González, ahora en el banquillo del Deportivo de La Coruña, como entrenador elegido para el ascenso.

La apuesta por Manu García

Llegaron ese verano jugadores como Jagoba Beobide, Borja Viguera, Guzmán Casaseca, Jonan García o un vitoriano como Manu García que, seis años después se ha convertido en el emblema y estandarte del alavesismo. No pudo tener mejor final ese curso que con el ansiado ascenso al fútbol profesional, un 1 de junio de 2013, superando al Jaén en la eliminatoria por el ascenso directo y proclamándose después campeón de Segunda División B en la temporada 2012-13, doblegando al Tenerife en el duelo entre los mejores.

Con el equipo en el fútbol profesional de nuevo diseñó la plantilla de la temporada 2013-14, salvada en el descuento de un agónico partido, el 7 de junio de 2014, con el testarazo de Guzmán Casaseca que evitó regresar de nuevo a las catacumbas del fútbol español. La apuesta por Alberto López como técnico se mantuvo para el curso siguiente y los albiazules lograron salvar la categoría con holgura.

La llegada de Bordalás

Esa falta de concentración en la recta final, con siete derrotas en nueve partidos, en el fin de curso del año 2014-15 motivó el relevo en el banquillo y la polémica contratación de un José Bordalás que causó revuelo en los pilares del alavesismo. El buen hacer del alicantino convenció a la grada y más cuando un 29 de mayo de 2016 los vitorianos regresaron a Primera división.

Ya con Bordalás como técnico empezó a declinar la estrella de Zubillaga, que quedó definitivamente apagada con la entrada de Sergio Fernández a las tareas de dirección deportiva y selección de fichajes. Relegado de todos los focos, Zubillaga ha pasado estos dos últimos cursos como director deportivo de la cantera albiazul y ahora afronta sus últimas horas en el Alavés.

65 fichajes

Durante sus años más brillantes fue el responsable directo de hasta 65 contrataciones de jugadores en los diferentes cursos para ir dando forma y modelando el crecimiento del Alavés. De su mano llegaron jugadores aún en la plantilla como Víctor Laguardia, Fernando Pacheco o Manu García, único superviviente de la etapa en Segunda B y convertido en el emblema del Alavés.

También demostró su olfato con fichajes como los de Borja Viguera, Guzmán Casaseca, Jagoba Beobide, Raúl García, Samuel Llorca, Unai Medina, Ion Vélez o Dani Toribio, entre otros. En ese amplio capítulo de contrataciones también hubo otras apuestas que no resultaron como los casos de Mauro Quiroga, Gorka Laborda, Juanje, Miki, Nano, Sergio Ayala o Iñaki Goitia, como ejemplos más representativos.

Leer en la fuente original


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *