La filosofía del Celta, a lo largo de la últimas temporadas, ha sido mantener aproximadamente en su plantilla a un tercio de jugadores gallegos y formados en la cantera. Este año, según se prevé, no será una excepción.

La intención del club es contar con 21 futbolistas, a las órdenes de Mohamed, y ocho de ellos serían gallegos y canteranos. Es el caso de Sergio, Rubén, Iván Villar, Hugo Mallo, David Costas, Kevin, Brais Méndez y Iago Aspas.

En esta lista no se incluye a Jonny, al cual el club ha declarado transferible y que saldrá durante la pretemporada, ni a Borja Fernández, al cual se le busca acomodo tras retornar de un año de cesión en Reus. El primero trabaja en solitario, por no ampliar su contrato, y el segundo se encuentra concentrado con la plantilla en A Toxa.

Con respecto a la pasada temporada, da el salto al primer equipo desde el filial, Kevin. Brais Méndez, que ya jugó muchos minutos con Unzué, pasa a ser jugador a todos los efectos de la primera plantilla y retornaron tras cesión Iván Villar – en este caso desde enero- y David Costas.

El porcentaje de gallegos y canteranos en el primer equipo es notable, con respecto a buena parte de las plantillas de Primera división. Sin embargo, esta aplaudida medida contrasta con la llevada a cabo en los últimos años por el filial, fichando muchos jugadores de fuera de Galicia y desnaturalizando sus plantillas con el objetivo, hasta el momento fallido, de buscar el ascenso.

Leer en la fuente original


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *