El VAR dio que hablar. El Wanda Metropolitano estrenaba el videoarbitraje en el último encuentro de la International Champions Cup, primero del Atlético este curso en su estadio, en lo que servía como ensayo antes del comienzo del campeonato de Liga la próxima semana. Alejandro José Hernández Hernández, designado para dirigir el partido entre Atlético e Inter, contaba con la ayuda de la tecnología, a través de los asistentes ubicados en una sala de vídeo donde recibían todas las imágenes para revisar las acciones pertinentes e informar de las mismas al colegiado a través de auriculares, y la utilizó al borde del descanso para anular por fuera de juego el que se había celebrado como gol del empate para el equipo local, conseguido por Correa.

Efectivamente, el argentino estaba en posición ilegal cuando recibió el servicio de Koke para batir a Handanovic. El Atlético había festejado la diana y el Inter se disponía incluso a sacar de centro, pero desde la mencionada sala se avisó al trencilla de que la acción no era correcta, de modo que éste ni siquiera tuvo que revisarla en el televisor colocado junto al terreno de juego. Gol anulado, pitada de la grada… y a otra cosa.

Antes de eso, la diana que sí subió al marcador, la de Lautaro, llegó precedida por una falta de Koke. Ese tipo de acciones, en todo caso, no están entre las que se revisan. A última hora también se reclamó de forma tímida un penalti sobre Vitolo, pero Handanovic había arrebatado la pelota al canario de forma limpia. Sea como fuere, el estreno del VAR resultó agitado. Ahora llega lo importante: la competición oficial.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *