La selección española cayó derrotada por 2-3 ante la selección inglesa de Kane, que supo aprovechar en todo momento los fallos de “La Roja”. España debe ganar en Croacia para clasificarse para la Final Four de la UEFA Nations League.

La primera derrota de la era Luis Enrique, prácticamente se fraguó en un primer tiempo para olvidar. Ni rastro de la solidez que había mostrado la selección en esta nueva etapa con el asturiano al mando. Una defensa incapaz de frenar a Kane, Sterling y compañía, un centro del campo sin ideas y una delantera prácticamente inofensiva fueron los puntos débiles de una selección que pagó a un precio muy alto los errores del primer tiempo.

Lo cierto es que la selección no empezó del todo mal. Marcos Alonso a punto estuvo de cambiar el principio de la historia, pero sin que nadie se diese cuenta, era De Gea el que recogía el balón de dentro de la portería. Pickford, Kane y Rashford elaboraron la jugada para que Sterling marcase el primero de los ingleses. Los de Gareth Southgate, ya habían hecho lo más complicado, lo que nadie predijo fue la escasa reacción del conjunto español tras el primer gol. El segundo de Inglaterra tuvo de nuevo a Kane entre los protagonistas, esta vez, era el delantero del Tottenham el que asistía a Rashford para marcar el segundo. Antes del descanso, los ingleses marcaban el tercero, con Harry Kane asistiendo, de nuevo, a Sterling. España se iba al descanso con una goleada y sin haber sabido reaccionar.

La segunda parte comenzó con un color totalmente distinto. “La roja” salió muchísimo más motivada al terreno de juego y se notó. Luís Enrique jugó sus cartas, y entraron Alcacer y Ceballos para dar vida al equipo. Fue el propio Paco Alcacer, al que apenas le bastaron unos minutos sobre el césped, el que anotó el primero para España. Un hombre que parece que no solo está en estado de gracia con el Borussia, sino también con la selección.

La dinámica había cambiado completamente, y ahora era el conjunto español el que atacaba y los ingleses los que defendían con todo, pero no fue suficiente para lograr la remontada. Ramos recortó distancias en los últimos compases del partido para maquillar un poco los errores que la selección pagó y no supo resolver.


Lorena Constenla Lages

Gallega. Estudiante de periodismo en la Universidad Complutense de Madrid. Escribo sobre Primera Division, F.C.Barcelona y Celta de Vigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *