El Espanyol da por bueno el empate a dos contra el Villarreal en la ida de los octavos de final de la Copa. Es un marcador positivo, pero los blanquiazules también asumen que en apenas cuatro minutos cedieron dos goles que de haberlos evitado les hubieran dejado el pase a la siguiente ronda casi en bandeja. Los catalanes se apagaron antes de tiempo. Les pasó el miércoles en La Cerámica, pero les ha ocurrido hasta en ocho encuentros esta temporada. Este curso, los catalanes están sufriendo en exceso por no saber amarrar el marcador.

“Sobraron cinco minutos, pero nos quedan 90 en casa para pasar la eliminatoria”, comenta Sergi Darder, uno de los realizadores contra el Villarreal. Los catalanes dominaban por dos goles a cero, pero en el 85′ y el 89′, el Ekambi y Bacca, con sendos testarazos, daban al traste el optimismo periquito. Una vez más, cedían un marcador que tenían controlado. La historia vuelve a repetirse y evidencia dificultades de los de Rubi para cerrar los partidos, sobre todo si éstos son fuera de casa.

Contra el Celta, el Alavés, el Rayo, el Valladolid, el Sevilla, el Betis, el Cádiz y el Villarreal, el Espanyol ha logrado adelantarse en el marcador o igualarlo (en Vallecas y en el Ramón de Carranza), para luego acabar cediendo puntos o goles. Sólo en uno, además, el encuentro disputado contra el conjunto verdiblanco, se jugó en el RCDE Stadium.

BUEN ARRANQUE

En Vigo, Vitoria, Valladolid, Sevilla y Villarreal, el Espanyol inició marcando para luego apagarse a medias o definitivamente y acabar perdiendo en algunos casos, como en los choques en Mendizorroza o el Pizjuán. La estacada contra los de Monchi fue, además, como en La Cerámica, en los últimos instantes: Ben Yedder marcó en el 89. Los pericos desconectan antes de tiempo, como les pasó contra los de Luis García este miércoles pasado.

Copa del Rey (octavos, ida): Resumen y goles del Villarreal 2-2 Espanyol

Los catalanes, no obstante, mostraron en La Cerámica que el equipo ha arrancado en forma el 2019. Después de cerrar el 2018 con seis derrotas consecutivas, se han impuesto al Leganés en la competición doméstica y han empatado contra el Villarreal a domicilio en la Copa del Rey. Los jugadores hacen, pese al apagón, un balance positivo. “Los goles en contra han sido una pena, pero no tenemos que ser pesimistas. Tenemos que ser optimistas de cara a la eliminatoria”, señala otros de los protagonistas contra el Villarreal.

Rubi es consciente de la dificultad de amarrar los encuentros que está mostrando el equipo esta temporada y será uno de los aspectos en los que incida en los próximos entrenamientos. No pueden permitirse más apagones.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *