El Newcastle acabó uno de sus veranos más traumáticos con cinco incorporaciones: tres fichajes, una activación de una opción de compra y una cesión. Después de que la directiva le prometiera inversión a Rafa Benítez, el técnico español no recibió el dinero que esperaba. Sin embargo, sí que consiguió, aunque fuera sobre la bocina, al delantero que estuvo buscando desde principios de junio.

Salomón Rondón aterrizó en el Newcastle el 6 de agosto, rozando el límite del mercado de traspasos. Su llegada a préstamo desencadenó la salida de Gayle, que puso rumbo al West Brom a modo de intercambio durante una temporada. «Desde que supe del interés tenía claro que era el equipo adecuado para dar otro paso adelante en mi carrera. Para un jugador es muy importante que el entrenador muestre un interés tan grande en traerme», reconoce el punta venezolano, que pasó dos meses esperando encontrarse con Rafa Benítez.

El técnico español fue clave en la llegada del punta. Su experiencia en la Premier League, donde ha marcado nueve, ocho y siete goles en las últimas tres temporadas (tres seguidas como máximo artillero del West Brom), le valieron el voto de confianza tras el descenso de su anterior equipo. «Ya sabe lo exigente que es esta competición y vimos que su experiencia sería muy importante para nosotros», argumentó Benítez.

Por si fuera poco, la llegada de Rondón ha ido acompañada de un gesto aún más llamativo. El Newcastle le ha entregado el número ‘9’ de la plantilla y el venezolano aceptó sin dudarlo, a pesar de haber podido elegir el ’23’, su dorsal favorito por la influencia de Michael Jordan.

Además, el propio Alan Shearer le deseó suerte el día de su presentación. Durante la infancia de Rondón, Shearer se convirtió en una leyenda de la Premier League gracias a sus 260 goles. Otro mito del club como Mick Quinn también tuvo palabras de bienvenida: «Lleva esa camiseta con orgullo, marca goles y la afición te amará».

El Tottenham venció al Newcastle en la primera jornada. Rondón fue suplente, entró en el segundo tiempo, estrelló un balón al larguero y las urracas estuvieron a punto de empatar el choque. Este sábado visitan el campo del recién ascendido Cardiff. En la grada, la afición volverá a cantar: «Who’s the best striker in the Premier League, it’s you Ron-don-don it’s you Ron-don».

«Es uno de los clubes más grandes del país así que estoy muy contento de estar aquí», concluye Rondón.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *