El conjunto egipcio, el más laureado del continente con 8 entorchados continentales, se impuso en la ida de la final de la Champions League africana al Esperance tunecino por 3-1, gracias al doblete desde el punto de penalti de Walid Soliman y Al Sulaya. Por parte visitante anotó Belaïli, también desde el punto de penalti, en el tanto que da esperanzas de cara a la vuelta al conjunto tunecino, campeón en dos ocasiones del torneo continental.

El partido, en el que se estrenó el VAR en una competición africana, estuvo marcado por la polémica arbitral, pues los dos partidos locales fueron asignados por el videoarbitraje y ambos ofrecían muchas dudas pese al uso de la tecnologia. En el caso del penalti visitante, el colegiado ni siquiera recurrió al VAR.

La vuelta de la final se jugará el 9 de noviembre y el campeón del torneo representará a África en el próximo Mundial de Clubes 2018, en el que participará el Real Madrid como campeón de la Champions.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *