Si existiera justicia futbolística -permítanme que lo dude-, habría habido por ración triple de ella en el Olímpico de Radès. El Esperance tunecino remontó a Al Ahly el 3-1 de la ida para acabar goleando (3-0) al conjunto más laureado del continente y proclamarse campeón de la Champions League de África y conseguir un billete para el Mundial de Clubes 2018.

En los primeros 90 minutos, Al Ahly se aprovechó de un uso un tanto dubitativo del VAR en su estreno en competición africana, pues señaló dos penaltis para los egipcios cuyas imágenes dejaban en mal lugar al videoarbitraje. Pese al buen juego, los tunecinos salieron de la ida con un 3-1 en contra… que acabaron remontando en casa para alzarse con su tercer entorchado continental.

El doblete de Bguir y el golazo de Badri consumaron una remontada épica ante un equipo que repitió subcampeonato, como en 2017. De esta manera, Esperance jugará su segundo Mundial de Clubes, tras su estreno en la edición de 2011.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *