Los internautas de la UEFA no dudaron al elegir a Ismaïla Sarr (Sant Louis, Senegal; 25-2-1998) como el mejor jugador de la sexta jornada de la fase de grupos de la Europa League. Su doblete ante el Astana (2-0) -marcó un golazo desde fuera del área y provocó un penalti que remachó a placer después de que su compañero Bourigeaud disparara al poste- clasificó al Rennes para dieciseisavos por primera vez bajo el nuevo formato.

#UEL Player of the Week

Ismaïla Sarr

https://t.co/761QEqZJN7pic.twitter.com/E6Dquehz3o

? UEFA Europa League (@EuropaLeague) 14 de diciembre de 2018

Tampoco titubeó el Rennes cuando en julio de 2017, un año después de vender a Ousmane Dembélé al Borussia Dortmund, pagó 17 millones de euros al Metz por un jugador, al que muchos, por entonces, comparaban con el actual extremo del Barcelona. Hasta los azulgranas debieron ver algo similar pues, según el propio Ismaïla Sarr, sondearon su fichaje: «Podría haber ido a España, al gran Barcelona, pero creo que era demasiado pronto. Creo que el Rennes me ayudará a progresar y a llegar alto».

Patrick Rampillon, exjefe de captación del Rennes, pone en cuarentena su comparación en declaraciones a L’Équipe: «No tienen la misma morfología. Sarr es más rápido y tiene un mayor soporte atlético y Ousmane, en cambio, cuenta con mayor finura. Sarr, poco a poco, va encontrando la precisión al más alto nivel». En planta (1,85 metros) y peso (76 kilos), también manda Sarr.

Europa League (J1): Resumen y goles del Rennes 2-1 Jablonek Movistar +

Les une, eso sí, su polivalencia: ambos pueden jugar en cualquier posición del frente de ataque. Sin embargo, Sarr, que no tiene el manejo de la zurda del ambidextro Dembélé, ha destacado más, hasta la fecha, como extremo izquierdo. Es decir, jugando a pierna cambiada y buscando la diagonal hacia el medio para golpear con la zurda. Su aceleración le convierte en un jugador ideal para contragolpear. También tienen en común su verticalidad algo que en el caso del senegalés deriva, en ocasiones, en precipitación. No en vano, figura entre los 50 jugadores de la Ligue 1 con más pérdidas de balón (206).

Suma ocho goles y cinco asistencias en 22 partidos

De lo que no hay duda es de que Sarr ha dado un paso al frente esta temporada en su particular ‘talón de Aquiles’. «Debo ser más preciso de cara a portería», dijo cuando fichó por el Rennes. Dicho y hecho. En la temporada de su debut en Ligue 1, con el Metz, marcó cinco goles y repartió cinco asistencias en 31 partidos. Registros que ha superado ya este curso. Entre Liga y Europa League, suma ocho dianas y cinco pases de gol.

«Continúa progresando», asegura Olivier Létang, presidente del Rennes. «Ha mejorado con respecto al año anterior. Sentimos que puede marcar la diferencia en cualquier momento», comenta su compañero Damien da Silva. «Completó un gran partido. Sabíamos de su habilidad para desequilibrar a través de su velocidad y su regate, pero también ha hecho esfuerzos defensivos para mantener el bloque compacto», reconocía su entrenador, Julien Stéphan, tras su exhibición frente a Astana.

El jugador que más faltas recibe de la Ligue 1

No sólo a nivel de goles y asistencias sobresale Ismaïla Sarr. El ‘7’ del Rennes tiene en el regate su mejor arma. No en vano, figura en el ‘top 10’ de regates completados (30) e intentados (69) de la Ligue 1. Es también, con diferencia, el jugador que más faltas recibe (55) de la Ligue 1. Por detrás viene Nicolás Pépé (Lille) con 42. Neymar, por ejemplo, ‘sólo’ ha recibido 38. «Sigue sufriendo muchas faltas, pero es mucho más eficaz. Su excelente conducción del balón obliga a los defensas a cometer infracciones sobre él», razonaba recientemente su anterior técnico, el destituido Sabri Lamouchi.

No es de extrañar que varios clubes hayan llamado ya a la puerta de Sarr. Borussia Dortmund, Arsenal y Crystal Palace son los equipos que, en los últimos tiempos, parecen haber mostrado un interés más serio en el ex del Metz.

Un ‘adelantado’ a su tiempo

Si en Francia le comparan con Dembélé, en Senegal, su país de origen, le comparan con Sadio Mané. Les une que ambos salieron, al igual que Pappis Demba Cissé o Diafra Sakho, de una de las Academias más famosas del país: la AS Generation Foot. Por si fuera poco, Sarr debutó con los ‘Leones de Teranga’ sustituyendo… a Mané en 2016.

«Es un jugador capaz de eliminar rivales a gran velocidad, de centrar y de marcar goles», comentó Aliou Cissé tras darle la alternativa y poco antes de convertirle en el jugador más joven de la Copa África 2017. Nada nuevo para Sarr. En 2015, con 17 años, fue convocado a la Copa África sub 23 y ahora, con sólo 20, no tardará en dar el salto a un grande. El ‘heredero’ de Dembélé está listo para ‘volar’ del Rennes.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *