Tras pasar por varias canteras de equipos de primer nivel del fútbol español, Manu Torres (La Algaba, Sevilla, 1991), tomó la decisión más importante de su vida deportiva. Dio un giro a su carrera deportiva y recaló en la cantera del Schalke 04. Arriesgado pero necesario, aprovechó el cambio y se convirtió en futbolista de pleno derecho. Tras jugar en el filial del conjunto minero, recaló en Karlsruhe donde fue un ídolo de la afición y se quedó a un minuto de ascender a la Bundesliga, probó en el Greuther Furth y terminó en Chipre, donde había concentrado todos los focos de la la Liga hasta que una durísima entrada le fracturó el tobillo. Ahora trabaja más que nunca para volver todavía más fuerte.

El fútbol le ha llevado a Chipre, ¿cómo es el fútbol chipriota?
Antes de llegar a Chipre traté de informarme sobre su fútbol y lo cierto es que todo fueron referencias positivas y una vez allí, se han confirmado. Tras media temporada en la que me adapté con relativa rapidez, esta campaña me ha sorprendido un poco el gran salto de competitividad que se ha producido. Es un Liga por hacer pero está creciendo de forma notable y cada año va a más. Llegué en enero de 2018 al AEL Limassol consciente de que iba a un campeonato menor pero llegué con la idea de disfrutar y hacer algo bonito. Uno de mis grandes objetivos sería jugar competiciones europeas.

Uno de mis grandes objetivos cuando llegué a Chipre era poder jugar competiciones europeas»

Manu Torres (Jugador del AEL Limassol)

Salió muy joven de España, fue valiente yendo a un fútbol tan difícil como el alemán y ahora cumple un sueño de jugar en Primera división, ¿qué piensa de su carrera deportiva cuando echa la vista atrás?
En su momento sentía que tenía que tomar una decisión importante en mi carrera para seguir creciendo en el mundo del fútbol. Mi sueño era ser futbolista y necesitaba salir de España para cumplirlo. Me fui consciente de lo duro que suponía salir de casa tan joven, pero soy una persona a la que le motivan los retos. Cuando miro hacia atrás me siento muy orgulloso de la carrera que he hecho hasta día de hoy.
¿Cómo es Manu Torres como futbolista para el que no le conozca?
La verdad es que no me gusta describirme a mí mismo, aunque sí que es cierto que soy un futbolista al que le gusta el fútbol combinativo, activo en ataque y con velocidad con el balón en el pie. De todas formas, lo mejor es que me vean para que los aficionados tomen sus propias decisiones…

¿Cómo es salir tan joven de casa, vivir solo en un país tan diferente como Alemania, tener que aprender el idioma y terminar siendo uno de los ídolos de la afición del Karlsruhe?
Está claro que salir de tu país tan joven es duro, pero cuando lo haces para cumplir un sueño se lleva mejor. Me marché siendo consciente de lo que suponía todo ello me pude adaptar rápidamente gracias a la ayuda de mis compañeros. Aunque es cierto que la vida en Alemania era muy diferente a la de España, me centré mucho en el fútbol, me esforcé por aprender el idioma y lo cierto es que disfruté muchísimo. Alemania es un país que me lo ha dado todo en mi carrera deportiva y Karlsruhe, donde estuve tres años, es mi segunda casa. Me sentí muy querido allí y como el fútbol da tantas vueltas, nunca se sabe si podré volver algún día. Tuve la suerte de formar parte de un club histórico en Alemania y aunque es cierto que ahora no pasa por su mejor momento, no tengo dudas de que por afición, infraestructura e historia, logrará volver a su lugar pronto.

En los últimos meses había cambiado hasta mi alimentación después de hablar con algunos profesionales y estaba disfrutando mucho»

Manu Torres (Jugador del AEL LImassol)

¿Se quedó a un paso del ascenso a Bundesliga, cómo fue esa temporada en Karlsruhe?
Fue un palo bastante duro. Es cierto que la temporada fue muy bonita por la conexión que tuvimos los jugadores con la afición y por los grandes momentos que vivimos juntos, pero el final fue demasiado cruel. Sinceramente creo que merecimos el ascenso y sólo un gol de Marcelo Díaz en el tiempo añadido del partido de relegación nos privó de conseguir una auténtica hazaña. Ante un club tan poderoso como el Hamburgo fuimos superiores en muchas fases de la eliminatoria y la ciudad merecía tener a su equipo en Bundesliga. Finalmente no pudo ser, pero hay que quedarse con el buen trabajo que hicimos.

Hoy en día juega en Chipre, donde estaba siendo uno de los más destacados de la Liga. ¿Cómo se sentía hasta la lesión?
Físicamente quizá estaba en el mejor momento de mi carrera deportiva. En los últimos meses había cambiado hasta mi alimentación después de hablar con algunos profesionales y estaba disfrutando mucho. El equipo estaba en primera posición y el objetivo de luchar por el campeonato y clasificarnos para competiciones cada vez estaba más cerca. Pero el fútbol es así, hay cosas que uno no puede controlar y ante una entrada como la que recibí poco se puede hacer. Son factores que uno no controla y en lo único que puedo pensar es en recuperarme lo mejor posible, que es algo que sí depende de mí. No tengo dudas de que volveré más fuerte.
¿Notaba el cariño del público y se sentía un jugador importante en Chipre?

A base de respeto, trabajo y fútbol creo que me gané el cariño de la gente»

Manu Torres (Jugador del AEL Limassol)

Sin ninguna duda. A base de respeto, trabajo y fútbol creo que me gané el cariño de la gente, por lo menos así lo sentía yo. Me veía como un jugador importante tanto en mi club como en el campeonato.
Tres goles en doce partidos. En todos menos en dos había sido titular. ¿Estaba en el mejor momento de su carrera?
Desde que llegué en enero del año pasado había disfrutado de la titularidad. Estaba contando con todos los minutos de juego y además logré goles y asistencias. Estaba en un momento muy bonito en mi carrera, una etapa muy feliz de mi vida tanto deportiva como personal. No quiero decir el mejor porque soy joven y creo que todavía me queda mucho fútbol por delante. Ahora, pienso en estos momentos y me dan más fuerzas para estar fuerte mentalmente y superar esta lesión. Tengo gente a mi alrededor que me aporta y suma mucho en los días complicados. Ni lo bueno ni lo malo son eternos.
¿Cómo fue la lesión y cómo va la recuperación?
La lesión fue una entrada innecesaria por detrás en un lance del partido en el que no me esperaba para nada con la mala suerte de que me pilló con el pie apoyado. Fue bastante dura y me fracturó el tobillo. Ahora estoy centrado en la recuperación. Ya puedo apoyar el pie y sólo trabajo para regresar a los campos y hacer ruido de nuevo sobre el verde.
¿Le gustaría volver al fútbol español?
Claro que sí me gustaría, termino contrato a final de temporada con mi actual equipo el AEL Limassol y existen opciones para la temporada que viene. Sinceramente me ilusiona la idea de poder jugar al fútbol en España. Me fui muy joven y es algo que me ilusiona. Puede ser el momento de volver.
Con 28 años, ¿está en la madurez de su carrera?
Me encuentro muy bien, soy joven pero tengo ya años de experiencia. He sabido sacar de un problema una oportunidad y así lo haré nuevamente. Cada vez que me he encontrado un obstáculo en mi carrera he conseguido salir más fuerte de él y ahora no dudo de que va a ser igual. Todavía me queda mucho fútbol por delante y sin duda, los mejores años de mi carrera.
¿En qué jugadores se fija cuando ve fútbol?
Me gusta ver fútbol en general, hay muchos jugadores en los que me fijo, es complicado decir solo uno. Me gusta el perfil de futbolista de Neymar, Pedrito, Ribery, Joaquin, Navas…
Coincidió con Raúl en el Schalke, ¿cómo fue esa relación?
Era muy joven cuando coincidí con Raúl y era una relación de respeto. Siempre fue un referente para mi en todo los aspectos, es una leyenda del fútbol Español. Ha sido un honor para mí ser compañero de él. Solo tengo palabras de agradecimiento y los consejos que me dio me han servido de mucho a lo largo de mi carrera.

¿Cómo está siendo la recuperación?
Estoy bien, voy mejorando mucho cada dia y estoy acortando los plazos de mi recuperación. Estoy en muy buenas manos, y tanto el Doctor Manuel Leyes( Clinica Cemtro), como el Doctor Manuel Pereira (Clinica Global) me transmiten total seguridad y confianza para volver a competir, como mínimo, igual que antes de la lesión. Tengo mucha confianza en mí y sé que estaré muy pronto disfrutando de lo que más me gusta, de jugar al fútbol.
¿Cuántas horas entrena al día?
En estos momentos estoy haciendo 3 sesiones al día de rehabilitación y fortalecimiento. Tengo absoluta confianza en Clinica Global y sé perfectamente que con su trabajo y asesoramiento volveré con mucha seguridad a los entrenamientos con el AEL Limassol.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *