Los caminos del Madrid y de Huntelaar vuelven a cruzarse. El holandés marca los últimos goles de su carrera en el Ajax, club en el que se dio a conocer (antes había estado en el PSV y en el Heerenveen) y desde el que fue traspasado al conjunto blanco… justo ahora 10 años.

Fue en el mercado de invierno de la 08-09 cuando lo fichó el Real Madrid, que atravesaba una alarmante crisis. Una buena maniobra deportiva que acabó siendo ruinosa para las dos partes.

Porque Huntelaar fue presentado por el Real Madrid en diciembre de 2008 y un mes después se llevó uno de los palos más grandes de su carrera, cuando se quedó fuera de la Champions porque el Madrid también había firmado a Lass Diarrà y la normativa UEFA sólo permitía entonces inscribir a un jugador que ya hubiera participado en la UEFA. Juande Ramos, que había suplido a Schuster en el banquillo, eligió al mediocentro francés.

En una temporada desastrosa para el Madrid, El Cazador marcó ocho goles y terminó siendo de lo mejor del equipo blanco. Pero el Madrid le tenía preparada otra sorpresa. Se produjo un cambio en la presidencia y en la dirección deportiva y la historia de Huntelaar en el Bernabéu volvió a ser una pesadilla.

Llegó Florentino con los fichajes de Benzema, Cristiano y Kaká para el ataque y se encerraron Valdano y Pellegrini en un despacho para decir a Huntelaar que se tenía que marchar. Pidió una oportunidad y se negó a escuchar ofertas, a lo que el club blanco respondió apartándole del equipo. “Fue uno de los momentos más duros de mi carrera. No entendía absolutamente nada. Me habían firmado por seis años y me echaban seis meses después“, recordaba Huntelaar en una entrevista a MARCA.

Me ficharon para seis años y me echaban a los seis meses

Huntelaar

El holandés terminó marchándose al Milan, equipo previo a firmar por el Schalke 04, equipo con el que más partidos ha disputado. Defendió la camiseta azul durante 240 encuentros y marcó 126 goles, tres de ellos al Real Madrid en la Liga de Campeones. Puse en jaque al Madrid de Ancelotti en la 14-15, marcando dos goles en el Bernabéu y estando a punto de remontar el 0-2 de la ida.

Desde la última vez que se vieron las caras han pasado cuatro años y desde su aventura como jugador del Real Madrid, 10 años. Y con el mismo hambre y eficacia de siempre (suma 15 goles en 31 partidos esta temporada en el Ajax) amenaza nuevamente al equipo blanco en la máxima competición continental. Dice que sin ánimo de venganza, pero con ganas de dejar su sello en esta eliminatoria histórica para el Ajax.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *