Sampaoli escribió un libro. Se publicó un tiempo antes de que Argentina viajara a Rusia. Aquí el propio entrenador no lo trajo. Se puede pensar –rigurosamente- en la falta de tiempo para imponer parte de su idea. O en lo cambiante que es el entrenador de la Selección. Ahora de hecho volvió a poner el módulo táctico que más le gusta, con 3-5 atrás. Aunque hay algo que no se puede leer en el libro y se mantiene intacto: ya nadie discute a Mascherano dentro del equipo. El Jefe le quemó un par de páginas a Sampaoli.

De tener un lugar periférico, más afuera que adentro del plantel, a participar. De ser central de alternativa a única prueba en el medio. De volver a la cueva a ser relevo de Biglia. De estar en duda en la lista a ser titular ya en las prácticas de Barcelona. Hoy Sampaoli toca en varios lugares. El parado del equipo, un defensor, un volante, un extremo. No roza a Mascherano. Líder natural y de relativo buen debut en una once que falló en el debut, nadie piede ahora su cabeza. Y el técnico tampoco lo pone en duda. A él le gustaba en el inicio un Banega, el libro puede decir que con tiempo lo hubiera “transformado” para jugar ahí a Lo Celso, el zurdo del PSG. La realidad marca que contra Croacia, saldrá a pelear contra Rakitic y Modrid, otra vez el eterno Masche.

Ver en la fuente original.


Mundo Deportivo

Las noticias del FC Barcelona y del deporte hoy en MD: resultados de fútbol, partidos en directo, Real Madrid, Fórmula 1, motogp, Cristiano, Messi y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *