Hace siete años, en un partido de Champions en Mestalla, Carlos Soler era uno de los chavales ‘tuneados’ que saltan al césped a mover la lona al ritmo de los acordes del himno oficial de la competición.

Siete años después, Soler aparece hoy en el once ideal de la Liga de campeones. A su lado grandes del fútbol mundial como Benzema o Levandowsky. Sin duda, la consagración de un jugador que hasta hace muy poco sólo había visto la Champions desde la grada o el sofá.

En dos años ha pasado de jugar en Segunda B y la Premier League International Cup a ser decisivo en la Champions. Ya no es por al partidazo de ayer, sino porque en Suiza también asistió a Batshuayi en el gol del Valencia. Con 21 años ya ha disputado 78 partidos con el primer equipo (Liga, Copa y Champions) y es sin duda el gran baluarte de una cantera que no deja de producir talento.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *