El Sevilla se ha impuesto por la mínima en la ida de la Q3 ante el Zalgiris en el Sánchez–Pizjuán, pero no despeja dudas. Machín se guardó a jugadores como Gabriel Mercado, Jesús Navas, Roque Mesa y Franco Vázquez pensando en la Supercopa del próximo domingo.

Al equipo nervionense, superior a los lituanos, le faltó fluidez en la primera parte aunque tuvo un buen arranque. Destacar el estreno de Aleix Vidal -un interesante comodín para Machín-, los detalles de calidad de Pejiño, el despliegue físico de Amadou y el golazo de falta directa de Banega. Magistral el lanzamiento del argentino. Es lo que tiene contar con buenos jugadores, que te solucionan un mal partido.

Pero no todo fue positivo. La desconexión de los últimos minutos casi echa por tierra la ventaja sevillista. Simkovic perdonó el 1-1 y le sirvió un pase mágico a Ogana, pero se encontró con Vaclik.

El Sevilla se desfondó en la segunda parte y el meta checo salvó la papeleta ante el runrún de la grada, que quiere ver algo más de su equipo. Y goles. La falta de gol es preocupante. Sensación de amistoso, pero ya no hay tiempo para más pruebas. En Tánger se disputa el primer título oficial de la temporada.

Ver en la fuente original.


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *