El Barça Femenino aspira a todo esta temporada. Las de Fran Sánchez buscan recuperar el liderato de la Liga Iberdrola cuanto antes, revalidar la Copa de la Reina y no descartan dar la sorpresa en los cuartos de final de la Champions frente al Olympique de Lyon, en marzo. El equipo cuenta con un bloque muy competitivo gracias a los fichajes internacionales de este verano, aunque la dirección deportiva no pierde de vista que, si realmente se desea plantar cara a las grandes potencias europeas como Lyon, PSG, Wolfsburg, Manchester City o Chelsea, hay que empezar a trabajar ya en el tema de renovaciones y fichajes de cara a la próxima temporada.

Sin tiempo que perder, el director deportivo Markel Zubizarreta ya se ha puesto manos a la obra. Hay en estos momentos siete jugadoras muy importantes en el equipo azulgrana que finalizan contrato este mismo verano. Las porteras S andra Paños y Laura Ràfols, las defensas Leila, Fabiana, Melanie y Line Roddick y la centrocampista Bussaglia son agentes libres desde el pasado 1 de enero para poder pactar con cualquier club. Así pues, al Barça le apremia dejar atadas, o no, sus continuidades.

Zubizarreta está estudiando muy seriamente los contratos de estas jugadoras, que están muy cotizadas en toda Europa tras sus excelentes actuaciones con el equipo. Hay que tener en cuenta que, pese a que el club ha ido aumentando su presupuesto, todavía hay entidades europeas con un potencial económico muy superior al azulgrana, que lo duplican e incluso triplican, y que han fijado sus miras en el talento de estas futbolistas que ya se hayan en la primera línea del escaparate mundial.

Nuevo panorama en el mercado de fichajes

A todo esto, un nuevo panorama rige el fútbol femenino. A partir de 2018 ha entrado en vigor la nueva normativa que incluye el ITMS -International Transfer Matching System-, que regula el mercado de traspasos y que incluye ventanas de verano e invierno. Antes, se podía fichar libremente durante todo el año, pero ahora todo se regula por unas normas idénticas a las del fútbol masculino. Ello implica que los clubs deben planificar, como mínimo, a seis meses vista, puesto que las jugadoras ya son libres de negociar con quien quieran seis meses antes de finalizar su contrato.

La consigna del Barça es evitar otro ‘caso Jenni’, la goleadora que fichó libre por el PSG el pasado verano, cuando era una pieza básica en el equipo. El acierto en los fichajes -en especial el de Lieke Martens, ‘The Best’- ha suplido el vacío que dejó la madrileña, pero el trabajo en los despachos a fin de evitar nuevas fugas no cesa.

Esta misma semana salía a la luz en la prensa argentina que el Barça se ha fijado en la jugadora internacional Sub’20, Juliana Berardo, que milita en la Asociación Atlética Estudiantes. La delantera de 19 años ha recibido una oferta para someterse en junio a unas pruebas con el equipo que dirige Fran Sánchez. Así pues, la toma de decisiones en materia de renovaciones y de fichajes es una de las prioridades en los despachos del Barça femenino en estos momentos, en su afán de seguir creciendo y conquistando nuevas gestas.

Ver en la fuente original.


Mundo Deportivo

Las noticias del FC Barcelona y del deporte hoy en MD: resultados de fútbol, partidos en directo, Real Madrid, Fórmula 1, motogp, Cristiano, Messi y más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *