Hacía 20 temporadas que nadie conseguía llevar al límite una final de la LNFS que había comenzado con un 2-0 adverso. Lo hizo el CLM Talavera en la 1997-98, cuando ganó sus dos partidos en casa a ElPozo tras haber perdido los dos primeros en Murcia. Sin embargo, no pudo completar la gesta y los murcianos ganaron la que fue su primera Liga.

El martes, los de Andreu Plaza tienen la oportunidad de lograr esa gesta. El pasado sábado, tras perder en el Jorge Garbajosa, el título parecía demasiado lejos. El Movistar Inter necesitaba sólo una victoria en tres encuentros y en los 53 oficiales anteriores de esta temporada sólo había perdido cuatro: tres en Liga regular y la final de Copa de España ante el Jaén.

Ahora, a los madrileños se les ha acabado el margen de error. Los dos partidos ganados por el Barcelona en el Palau hacen que toda la Liga se juegue en sólo 40 minutos (ó 46 si hay prórroga). El ganador será el campeón.

El Barça, al menos, tiene la experiencia de ser el único que ha logrado vencer un quinto partido de final de Liga como visitante. Lo hizo en la 2011-12, derrotando a ElPozo en el Palacio de los Deportes.

Leer en la fuente original


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *