La abrupta espantada de Cristiano Ronaldo rumbo a la Juventus descolocó el paso en el Real Madrid. Con el símbolo luso y sus cuatro Champions volaron, además, 50 goles por temporada. Cifra de locura que no hay futbolista que pueda garantizar, pero que en Chamartín pelean por minimizar en un mercado que se ha puesto por las nubes. Puerta que tocan los dirigentes, puerta que se abre con el presidente de turno descolgándose con millones y millones de euros. El caso de Eden Hazard (por no hablar del sueño que supone fichar a Neymar) es el último ejemplo de lo complicado que será para el Madrid fichar a un primer espada. Y más con los 100 kilos de Cristiano calientes en el bolsillo.

De ahí que la opción del regreso de James tome fuerza. El futbolista está loco por volver al Bernabéu.Lo de vivir en Múnich está bien, cierto, pero Madrid es una ciudad que enloquece al 10 de Colombia. El Bayern es un grande de Europa, cierto también, pero el escudo y las 13 Champions pesan si encima tu sueño siempre ha sido triunfar bajo los focos del Bernabéu.

Puestos a sumar cosas a favor, la marcha de Zidane, con el que James no se entendía, elimina la barrera que obligó a salir a un jugador diferente, con una zurda de las que levanta a la afición más exigente -la del Bernabéu lo es- y que en forma ha demostrado ser un pelotero top. De esos por los que el Madrid llegó a pagar 80 millones de euros tras su exhibición en el Mundial de Brasil. Entonces llegó como figurón. Con 27 años, más asentado en su vida y centrado en el fútbol, James podría ser el galáctico que busca el Madrid a la espera de pegar el ‘pelotazo’ de Neymar dentro de un año. Una solución de emergencia, pero una solución de quilates. Como la zurda del 10.

Leer en la fuente original


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *