Florentino Pérez tiene lo que quería. Un entrenador como Julen Lopetegui al que le gusta hasta el himno y que no va a alzar la voz, incluso aunque le quiten al jugador que le aseguraba 50 goles por temporada. Las primeras declaraciones del entrenador vasco en la web oficial del club destilan un ‘buenismo’ empalagoso. Es lógico que Julen no se rebele ante la decisión de club de invitar a salir a Cristiano Ronaldo, al que le interesaban ya otros retos. Está en su papel. No lo es tanto que se muestre altamente satisfecho con su plantilla, francamente devaluada por la marcha del ‘crack’ portugués, aunque sí es cierto que habló de matices. Matices tras el seísmo CR7…

Zidane no sólo fue el hombre que ganó tres Champions consecutivas y un buen puñado de títulos. Había recuperado para el Madrid la figura del entrenador como impulsor de todas las decisiones deportivas que se tomaban en relación al primer equipo. Con sus aciertos y sus errores, porque lo de Kepa fue una enorme metedura de pata, Zizou impuso su criterio. Florentino le escuchó. Y al Madrid le fue de maravilla.

Pero el presidente se ha cansado de que otros tomen las decisiones por él. Y ahora tiene a Lopetegui. Nunca se sabrá las razones por las que Zidane dejó el Madrid de la noche a la mañana perdonando 24 millones de euros. Siempre fue un personaje contracultural en un mundo tan interesado como el del fútbol. Un buen día decidiría marcharse y así lo hizo. Debió avisar mucho antes (aunque a él tampoco le anticiparon que su futuro estaba comprometido con una derrota en Kiev), pero las cosas fueron como fueron. ¿Y si sabía que el club quería jubilar a Cristiano y no quería enfrentarse al Madrid?

Leer en la fuente original


Marca

La mejor información deportiva en castellano actualizada minuto a minuto en noticias, vídeos, fotos, retransmisiones y resultados en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *