p class=”summary-lead izquierda”El de Cardiff es uno de esos estadios en los que puedes ganar un partido o un título, pero nunca tocar el cielo: lo impide el techo, elemento definitivamente de moda

Que nos perdone lo de las estrellas Paco Alcácer, que hizo dos goles a Gales porque de un tiempo a esta parte se maneja como preso que haya recobrado la libertad y ande empeñado en recuperar lo que la vida le ha negado, pero es que en este caso no tiramos de metáfora futbolística (prometemos que él hubiera sido el primero al que se la aplicáramos), sino que nos referimos a las de verdad: a las del cielo.