Nuevo examen en el Santiago Bernabéu, el primero sin Julen Lopetegui en el banquillo, con el Valladolid como rival. Cada segundo que segundo que pasa cuenta a favor de un Solari que está sabiendo dar el espacio necesario a cada actor de esta película en la que de repente se ha visto como protagonista.

Ousmane Dembelé vive en estos momentos dos vidas paralelas… futbolísticamente hablando. Con el Barcelona, tras una grave lesión y una temporada discreta, ha arrancado a un nivel excelso que le ha valido un hueco en el once titular yser socio activo de una sociedad limitada como la deMessi y Suárez en la que no hace mucho parecía no tener cabida.