Las comparaciones resultan odiosas, por más que fueran otros tiempos y hasta la moneda fuera distinta, pero lo cierto es que apenas cuatro millones de euros (700 en pesetas) privaron a Ronaldo de enfundarse el 9 que hoy luce Kalinic apenas unos meses después de que el Atlético desembolsara al Milan 10 kilos, dos menos de los que costaba, al cambio, la libertad del acutal mandamás del Valladolid.

El apellido Engonga es sinónimo de fútbol. Vicente Engonga Nguema, fallecido en 2014, dio comienzo a una saga, inculcando el amor por este deporte a sus cuatro hijos, Vicente, Julio, Rafael y Óscar.