Pasado domingo. Cinco de la tarde. El Paseo de la Castellana ruge más fuerte que nunca. La hinchada de Boca Juniors ha tomado la arteria principal de la capital entre cánticos, petardos y el sonido de tambores de guerra.

El triunfo de River Plate sobre Boca Juniors en la final de la Copa Libertadores 2018 es el cuarto del club del Monumental, que escala en el palmarés de la competción para situarse a tres títulos del conjunto más laureado, el Independiente de Avellaneda argentino, con sus siete títulos ganados en otras tantas finales.

El triunfo de River Plate sobre Boca Juniors en la final de la Copa Libertadores 2018 es el cuarto del club del Monumental, que escala en el palmarés de la competción para situarse a tres títulos del conjunto más laureado, el Independiente de Avellaneda argentino, con sus siete títulos ganados en otras tantas finales.

La final del domingo en el Bernabéu servirá, además de decidir el nombre de la Libertadores más larga de la historia como escaparate perfecto para muchos jugadores y que para directores deportivos de media Europa vean de cerca y en directo a Boca Juniors y River Plate (Armani, Benedetto, Barrios…).

Página 1 de 41234