Mérida, Jaen, Marbella, Fuenlabrada y ahora el Melilla son algunos de los equipos de Segunda B por los que ha pasado Paco Aguza (28 años), un central con sobrada experiencia, pero que ayer no sonreía como el resto de jugadores del líder del grupo IV de la tercera categoría del fútbol español.