Desde que se hizo oficial que el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors se jugará en el estadio Santiago Bernabéu, el domingo 9 de diciembre a las 20:30, se ha desatado la locura por conseguir una entrada para un encuentro que va a entrar en la historia.