«Su única intención era desconcentrarme, que no pensase en el córner… y lo consiguió. Ni vi la pelota llegar». Así asumió Toché, hoy delantero del Oviedo y por entonces canterano debutante en la primera plantilla del Atlético de Madrid, la acción de Pablo Alfaro en aquella visita del Sevilla al Calderón el 28 de enero de 2004.