“Me gustaría ser recordado como un luchador, un piloto que no se rinde nunca”. Ese es el deseo de Fernando Alonso, que este domingo se despidió de la F1 con una 11ª posición que fue lo de menos y que consiguió como mejor sabe, luchando, peleando con un coche con muchas carencias, casi sin armadura ni espada, pero haciéndolo de pie, con la cabeza bien alta por todo lo conseguido, por ser el único campeón del mundo español, el único capaz de convertir el ‘Gran Circo’ en un fenómeno de masas en un país en el que el fútbol es el rey absoluto.

Flavio Briatore ha visitado esta tarde, justo antes de la calificación, a Fernando Alonso y su familia en el circuito de Yas Marina, la carrera de la despedida del piloto con el que fue bicampeón del mundo.

Flavio Briatore ha visitado esta tarde, justo antes de la calificación, a Fernando Alonso y su familia en el circuito de Yas Marina, la carrera de la despedida del piloto con el que fue bicampeón del mundo.

Página 1 de 212