Pintaba a festival blanco, pero al final no pasó de un partido más, sin muchas ocasiones y con un Thibaud Courtois que con tres intervenciones, fue un factor decisivo para que el gol de Bale sirviera para que el Real Madrid sumara tres puntos más y siguiera, tal y como dijo Solari, enganchados a LaLIga.

Dos semanas atrás, el Real Madrid parecía hundido, terminado, acabado, el proyecto estaba en boca de todo el mundo y se cuestionaba una manera de proceder, la gestión del club y a unos jugadores que cinco meses antes habían ganado la tercera Champions consecutiva.

Página 1 de 512345