Tras una más que notable primera parte, remontando el primer gol de Santi Cazorla, el equipo de Solari, decidió dejar pasar el tiempo, que corrieran el tiempo en busca de ese liberador minuto 93 con el que terminara el partido y regresar con esos tres puntos, que algunos creían haber ganado con lo hecho en la primera mitad.

Nunca ha sido un futbolista del que la afición pensara en él como un líder. Callado y a la sombra de Ronaldo, el francés se ha limitado durante mucho tiempo a vivir de sus toques geniales, pero ahora se ha transformado como exigen sus diez temporadas en el club blanco y el delicado momento que atraviesa, con síntomas de mejora en los dos últimos partidos, el Real Madrid.

Página 1 de 212